BLOGS EDJ, Pádel — marzo 11, 2015 at 18:01

Inma Pérez y Pablo Algaba: productos de la factoría PadelaKademia

por

Inma-pablo-padelakademia

José Fernández // @JFolmo86

Quizás la categoría dedicada a los menores sea la más desconocida en todas las disciplinas deportivas pero si hablamos de padel, aún más. Si por algo se caracteriza Jaén es por su buen cuidado por la cantera deportiva, algo que se está llevando a su máxima expresión en el mundo del padel jiennense y que tiene como máximo exponente a PadelaKademia. Entre los numerosos jugadores con los que cuenta el club hay dos jóvenes que, pese a su corta edad, destacan por sus éxitos deportivos. Dos productos de la factoría PadelaKademia con un prometedor futuro.

Inma Pérez (16 años) y Pablo Algaba (15 años) se adentran en el padel cautivados por un deporte “divertido, atractivo y novedoso”, el cual ven jugar a sus padres o incluso llegan a practicar junto a ellos. Ambos comparten como entrenador a Fran Iglesias, figura a la que coinciden en señalar como el principal motivo por el cual decidieron apostar por PadelaKademia como su club. “Considero que es un magnífico profesional”, señala Inma. Otra de las razones que influye en su elección es la altura y amplitud de las pistas así como el carácter indoor de las instalaciones. Contar con uno de los mejores preparadores del mundo del padel supone “una suerte enorme, no solo por como juega sino también por cómo me trata”, afirma Pablo Algaba. Para Inma “Fran ha sido y es un gran jugador con un talento impresionante. Y no sólo eso, además transmite a la perfección cómo ejecutar los golpes de manera que lo pillas enseguida. Durante los entrenamientos va metiendo algunas cuñas de humor y te diviertes una barbaridad. Yo creo que es una suerte poder contar con él para entrenar”. Entre las cualidades más destacables de Fran Iglesias “resaltaría la ilusión que tiene en el día a día, ya que tras muchos años no pierde las ganas de estar con nosotros. Como entrenador tiene una gran facilidad para enseñarnos la técnica y el posicionamiento en la pista”, manifiesta Inma Pérez. La exigencia no es algo que preocupe a estos jóvenes. Pablo agradece que Fran “siempre me dice lo que me tiene que decir y no lo que quiero escuchar”. Asimismo, los dos jóvenes palistas también destacan la aportación de Juan Galiano y Mario Liébana en su formación como jugadores.

El curriculum deportivo de Pablo e Inma augura un fructífero porvenir por delante. En el caso de Inma, la joven granadina ha sido subcampeona de varios Training & Competition, campeona de varias pruebas del Circuito Andaluz de menores, semifinalista del Campeonato de Andalucía de menores, campeona de España con la selección andaluza de menores, clasificada para el Master Nacional de menores, integrante de la selección de Jaén tanto de menores como absoluta o subcampeona de España por equipos en menores, a lo que suma su reciente participación en la Copa de Andalucía o su participación en el equipo de La Capellanía para el Campeonato de España por equipos de Primera División. Por su parte, Pablo no se queda atrás y a sus 15 años ha logrado proclamarse campeón provincial en categoría junior, una categoría superior a la suya; ha sido subcampeón de Andalucía, ha formado parte de la preselección de la selección de Andalucía, ha alcanzado los octavos de final del Campeonato de España, sin olvidar los cuartos de final de la última Copa de Andalucía.

A nivel deportivo Pablo destaca por su tranquilidad dentro de la pista, una cualidad que no le hace perder de vista la necesidad de continuar entrenando y tomándose en serio el padel para mejorar día a día. Inma siente predilección por los golpes que ejecuta por encima del hombro, los cuales define como su mejor parte del juego, con cierta preferencia por la bandeja. Aún así piensa que tiene que trabajar su concentración en momentos puntuales de los partidos. La referencia de Marta Porras o Antonio Luque no pasa inadvertida para estos jóvenes deportistas, aunque lejos de pensamientos ilusiorios centran sus esfuerzos en continuar creciendo para algún día llegar a ser como alguno de ellos.

El futuro, aunque lejano, les permite soñar con alcanzar grandes metas. Inma tiene claro cuál es su sueño en el mundo del padel: “Mi aspiración en el padel es llegar a tener un buen nivel de juego y, por qué no, hacer un buen papel en un torneo del circuito profesional”. Poder formar parte de las selecciones andaluza y española se ha convertido en una de las grandes aspiraciones de Pablo. Al igual que en otros deportes existen ídolos entre los jóvenes, Pablo e Inma tienen como referentes a jugadores profesionales como Juan Martín Díaz y Carolina Navarro.

Juande

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *